Perder tu trabajo es duro. Se abolla tu autoestima. Es difícil en tu cuenta bancaria; y si no eres inteligente en tus próximos pasos, puede descarrilar tu carrera y esto hará cambiar tu vida de manera significante.

Aparte de volver al caballo y buscar un nuevo trabajo, ¿qué más deberías hacer para volver a encarrilarse? ¿Cómo mantienes tu confianza en ti mismo? ¿Con quién deberías hablar sobre la situación? ¿Y cómo debes enmarcar el despido a los futuros empleadores?

Quedarse despedido es quizás la experiencia profesional más traumática que se pueda tener. Es un rechazo, la compañía te está diciendo: ‘No te necesitamos. Podemos gestionar sin ti’.

Si bien es natural sentirse así, no debes perder la perspectiva. En general, ser despedido es un retroceso manejable en la escala de la experiencia humana y puede incluso llevar a algo positivo.

Trata de considerarlo como una oportunidad que, en última instancia, te hará mucho bien. Un despido te da un nuevo comienzo.

7 formas de cambiar tu vida luego de un despido

A continuación hay otras formas de recuperarse de esta situación difícil y, a menudo, estresante.

1- Hazte una pausa

tomate un tiempo

En el período inmediatamente posterior a la pérdida de tu empleo, date tiempo para descomprimirte tomando unas vacaciones. No necesitas ir a Aruba, pero tómate un descanso, aunque solo sea por un fin de semana o por unos días.

Tu objetivo es salir de tu propia cabeza con una diversión y un “hiato activo”. Ve de excursión, de camping, en kayak. La primera fase es la recuperación, así que no tomes decisiones importantes en esos primeros días y no te apures al mercado laboral el día después de haber recibido las noticias. Necesitas tiempo para procesar lo que sucedió y cómo te sientes al respecto.

2- Hacer una evaluación financiera

Controlar la situación financiera en que te encuentras después de un despido es fundamental para controlar tu estrés y ansiedad. Lo que se recomienda es realizar una evaluación que detalle el presupuesto de tu hogar en el contexto de tu desempleo y cualquier otro beneficio de desempleo.

Calcula en cuánto tiempo tienes que buscar un trabajo, y tómate el tiempo posible para hacerlo. También mira en qué gastas el dinero y piensa en maneras en que puedes recortar. Esto no debería ser un esfuerzo en solitario, involucra a tus familiares y a cualquier otra persona que dependa financieramente de ti. Todos ustedes necesitan entender la realidad.

3- Hablarlo

es importante hablarlo

Otra forma de cambiar tu vida luego de un despido, es sin duda conversarlo. Cuando tus emociones aún están crudas, puedes sentir mucha “ira y resentimiento”. Eso es natural y es importante hablar de esos sentimientos. Pero comparte esa historia solo con amigos de confianza.

Dilo tantas veces como sea necesario para resolver cualquier problema emocional y sácalo de tu sistema antes de estar frente a un reclutador, sino sentirán tu amargura y no se reflejará bien en ti, pensarán que aquí hay alguien que ha sido golpeado.

Otro peligro de llegar a los reclutadores antes de que estés psicológicamente preparado es que tendrá menos probabilidades de resistir pequeños contratiempos, como no recibir su llamada telefónica o correo electrónico.

Así que antes de hacer esa llamada, la recomendación es solicitar a tu círculo de confianza una retroalimentación objetiva sobre la preparación para el mercado laboral. Pregunta, “¿Crees que he llegado a un acuerdo con la situación? ¿Estoy listo para ir frente a un reclutador? “

4- Enmarca tu despido

Una vez que hayas pasado tu historia de despido inicial, trabaja en la elaboración de una explicación simple para tu despido que puedas compartir con contactos profesionales y posibles gerentes de contratación.

Desarrolla un mensaje “objetivo, breve y optimista” que muestre que no eres una víctima y no estás atascado.

 Puede ser algo como por ejemplo. “se me ha dado la oportunidad de repensar mi carrera, y lo que busco ahora es XYZ”. Es una técnica sólida que te mueve del pasado al presente y al futuro en solo un par de oraciones.

Aquí te dejo estas 8 Maneras de incorporar el deporte en tu nueva vida

5- Rodéate de positividad

debes llenarte de positividad

A medida que comienzas a pensar en lo que puede depararte tu futuro, es común que te sienta desanimado y levemente deprimido ante tus perspectivas laborales. El remedio es rodearte de personas de mentalidad positiva que te alentarán y te ayudarán a avanzar.

Este grupo, compuesto por mentores, antiguos colegas y otras conexiones profesionales, te ayudarán a catalogar tus fortalezas, te recordará tu pasado, tus logros, y te darán buenas ideas sobre qué hacer a continuación.

La familia y los amigos también juegan un papel importante aquí. Explica a las personas que necesitarás un poco de desahogo, ayuda y apoyo.

6- Mantener el impulso

Una búsqueda de trabajo requiere una dedicación increíble. Necesitas tener mucha actividad para avanzar, y si recibes una devolución de llamada por cada 20 hojas de vida que envías, lo estás haciendo muy bien. No pierdas el enfoque.

La tentación cuando obtienes una entrevista o una devolución de llamada es detener todas las demás actividades, pero si no consigues el trabajo, tienes que volver al punto de partida y puede aplastar tu confianza. En otras palabras, incluso si sientes que te estás acercando a un trabajo, asegúrate de tener otros hierros en el fuego.

Una forma de mantener el impulso es llenar tu calendario con reuniones profesionales y eventos de redes. Al menos una vez a la semana, debes ponerte ropa inteligente y llevar a alguien a un almuerzo de negocios, será una experiencia positiva y de refuerzo para ti.

Mira estos 7 Consejos para un cambio de imagen en tu nueva vida

7- Cuida tu bienestar

Cambiar tu vida

El viejo cliché de que buscar un trabajo es un trabajo de tiempo completo tiene cierto peso, pero trata de no obsesionarte con él y no dediques todo tu tiempo a mirar tu computadora”. Es insalubre y, a menudo, improductivo. Cuídate. Asegúrate de comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

Necesitas mantener el ánimo y la energía alta. Mira tú presupuesto, por supuesto, pero no te prives de la diversión. Lo más importante, sé amable contigo mismo. No seas tu propio mal jefe, no te castigues y no culpes. Habla de ti mismo con orgullo.

Si pones en práctica todos estos consejos podrás cambiar tu vida luego de una situación tan difícil como quedarse sin empleo.

A %d blogueros les gusta esto: